enero 23, 2017

ODUSALUD sigue recordando a la Conselleria su compromiso y obligación de atención sanitaria a todos los menores y embarazadas extranjeras

En la última reunión de la Comisión Mixta de seguimiento, la Fundación Secretariado Gitano, integrada en ODUSALUD, informó sobre los graves problemas y obstáculos que sufren menores de origen rumano y algunas embarazadas extranjeras para ser atendidos en los centros sanitarios públicos valencianos.

En la Comunitat Valenciana existe una bolsa de menores rumanos, mayoritariamente de etnia gitana, con irregularidades o carencias en su documentación. Esta circunstancia crea dificultades para su acceso a la asistencia sanitaria integral y gratuita. Fundación Secretariado Gitano estima que sólo en la ciudad de Valencia viven alrededor de 300 niños y niñas afectados por este problema.

Por su parte, un número no determinado de embarazadas extranjeras tienen problemas para acceder a la asistencia sanitaria por este mismo motivo. Además, una parte de estas mujeres desconoce su derecho a ser atendidas. La situación se agrava cuando se trata de menores de entre 15 y 18 años embarazadas, cuyos tutores no residen en España y que viven con la familia de su pareja. Algunas tienen miedo de evidenciar su situación ante una trabajadora social.

Recordemos que incluso el Real Decreto Ley 16/2012, que recortó los derechos a la asistencia sanitaria, lo mantuvo para menores, embarazadas y personas extranjeras afectadas por enfermedades graves e infecciosas.

ODUSALUD sigue reclamando que, en cumplimiento de la normativa estatal y autonómica vigente y del compromiso político explícito de la Conselleria de Sanitat Universal, prevalezca la condición de menor o embarazada para el acceso gratuito  a la asistencia sanitaria, sobre cualquier otra circunstancia de orden administrativo que pueda afectar a estas personas.

Para conocer el informe completo elaborado por fundación Secretariado Gitano puedes clicar aquí.



No hay comentarios:

Publicar un comentario