marzo 31, 2015

El anuncio del gobierno sigue distinguiendo a las personas por su situación administrativa. No es Sanidad Universal

Ante el anuncio hecho hoy por el gobierno, recogido por algunos medios, según los cuales el ejecutivo se propone introducir algunos cambios en el acceso a las personas extranjeras en situación irregular en España, pero sin igualar su derecho a la asistencia sanitaria con el resto de la población, ODUSALUD hace públicas sus objeciones y la exigencia de que el derecho de acceso a la asistencia sanitaria gratuita a través del Sistema Nacional de Salud se haga efectivo para todas las personas, sin distinciones en función de su situación administrativa.

ODUSALUD considera que el comunicado del gobierno es insuficiente, ambiguo y deja de lado las verdaderas razones de justicia y equidad en las que se apoya el derecho universal a la asistencia sanitaria.

El mantenimiento de limitaciones para algunos ciudadanos en el acceso a niveles sanitarios que no sean Atención Primaria y la imposibilidad de exportar el derecho a la asistencia sanitaria en el marco de la Unión Europea y de los convenios colaterales internacionales de asistencia son incongruentes con la apelación a la equidad, territorial o de cualquier otro tipo, a la que el gobierno se refiere en algunas de las declaraciones que recogen los medios de comunicación.

Tampoco aclara aspectos relevantes en la corrección del error que supone la exclusión sanitaria establecida por el Real Decreto Ley 16/2012. El gobierno debe concretar medidas normativas y plazos que se seguirán, además del reconocimiento del error que supuso el Real Decreto Ley. 

Su cambio de posición, justo en el arranque de los procesos electorales hace sospechar de la verdadera intención y alcance de la noticia. 

ODUSALUD, formado por cerca de 80 entidades de acción social, ciudadanas, científicas y profesionales sigue exigiendo el restablecimiento del derecho a la asistencia sanitaria de las personas que se encuentran en España sin permiso de residencia, en pie de igualdad con el resto de ciudadanos, como la única forma de evitar el sufrimiento, la confusión y las consecuencias para la salud y la vida de las personas, que ha producido una medida injusta e injustificada que nunca debió tomarse y cuyo pretendido impacto sobre la mejor sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud nunca se ha demostrado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario